viernes, 4 de febrero de 2011

Klaatu barada nikto


Iniciamos esta singladura -sin rumbo determinado pero con la ilusión de todo viaje de placer- con un saludo al estilo vulcaniano. Creo que, llamándose el blog abierto por el amigo José Luis (¡qué pena que no se use apenas la palabra bitácora!, aunque sólo fuera en homenaje al Capitán Kirk y al Dr. Spock) “cine y recuerdos” está claro que no buscamos la tertulia sesuda, sino hablar de géneros, películas, directores, actores, bandas sonoras y todo lo que rodea al mundo del cine (lo que nos apetezca, sin una regla fija), desde las impresiones, los recuerdos, las relaciones y, ¿por qué no?, las manías, las fobias,  los colores, los gustos … y los disgustos. Y para ello contamos con todos vosotros, y os animamos a que expongáis vuestros comentarios, opiniones, etc.

Para empezar, quizás podamos usar las palabras que sirvieron para aplacar al robot Gort e indicarle que resucitara a Klaatu, en Ultimátum a la Tierra, para desear que se resuciten y no se olviden tantos cientos y cientos de increíbles películas que muchas veces descansan tan sólo, y con suerte, en las madrugadas de las cadenas de televisión o en las olvidadas estanterías de alguna biblioteca pública.
Si estáis por la labor de ayudar a esa resurrección, conseguir que nuestros hijos conozcan, valoren y disfruten del CINE, y pasar un rato agradable comentando todo aquello que se nos ocurra entre todos, por favor uniros a mí y decir conmigo:

 

En fin, como introducción creo que ya está bien. Hasta pronto y ... 
¡Que el CINE os acompañe!

1 comentario:

  1. Estupenda introducción, Alberto. Me sumo a la invitación generalizada a participar y a compartir experiencias.Estoy de acuerdo en lo de transmitir a las nuevas generaciones el amor por el cine, que para ello no tiene por qué ser ni en 3D ni con efectos especiales. El otro día, sin ir más lejos, mi hijo y yo pasamos un rato muy divertido viendo "El estudiante novato" de Harold Lloyd, nada menos que cine mudo en blanco y negro de los años 20. Pues eso, que el cine nos acompañe, como dices!

    ResponderEliminar